El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Plus

El genoma del tritón da pistas sobre su capacidad regenerativa única

MADRID. E.P.  | 25.12.2017 
A- A+

Investigadores del Instituto Karolinska en Suecia han logrado secuenciar el genoma gigante de una salamandra, el tritón nervado ibérico, que es seis veces más grande que el genoma humano.

Entre los primeros hallazgos está una familia de genes que pueden proporcionar pistas sobre la capacidad única de las salamandras para reconstruir tejidos complejos, incluso partes del cuerpo. El estudio se publica en Nature Communications.

Esta es la primera vez que se ha secuenciado un genoma de tritón completo, un logro que puede dar lugar a nuevos descubrimientos sobre la capacidad del anfibio para recrear las neuronas del cerebro, así como partes del cuerpo entero, según un comunicado.

Entre los primeros hallazgos se encuentran una multitud de copias de cierto grupo de microARN, que en los mamíferos se encuentra principalmente en células madre embrionarias, pero también en células tumorales.

RESISTENTES A LOS TUMORES
"Será emocionante descubrir cómo la regeneración en el organismo adulto reactiva genes embrionarios", dice el líder del estudio, el profesor András Simon, del Departamento de Biología Celular y Molecular del Instituto Karolinska. "Lo que se necesita ahora son estudios funcionales de estas moléculas de microARN para comprender su función en la regeneración. El vínculo con las células cancerosas también es muy interesante, especialmente teniendo en cuenta la marcada resistencia de los tritones a la formación de tumores".

A pesar de que la abundancia de genes de microARN de células madre es bastante sorprendente, por sí solo no puede explicar cómo las salamandras se regeneran tan bien. El profesor Simon predice que la explicación radica en una combinación de genes únicos para las salamandras y la forma en que otros genes más comunes orquestan y controlan el proceso de regeneración real.

Una de las razones por las que los genomas de salamandra no han sido secuenciados es por su tamaño, seis veces más grande que el genoma humano en el caso del tritón ibérico, lo que ha supuesto un enorme desafío técnico y metodológico.

"Es solo ahora que la tecnología está disponible para manejar un genoma tan grande", dice el profesor Simon. "La secuenciación por sí misma no toma tanto tiempo, está recreando el genoma de las secuencias que consumen tanto tiempo".

"Todos nos dimos cuenta de lo difícil que iba a ser", recuerda el primer autor Ahmed Elewa, becario postdoctoral en el mismo departamento. "Pero el solo hecho de que fue un desafío lo hizo aún más emocionante".

El grupo en el Instituto Karolinska ahora está trabajando con otros investigadores para descubrir qué se puede aprender del genoma del tritón y probar nuevas hipótesis a través de comparaciones sistemáticas con mamíferos.

"Mostramos hace diez años que las salamandras pueden recrear todas las células que mueren en la enfermedad de Parkinson en el espacio de cuatro semanas", dice el profesor Simon. "Ahora podemos profundizar en los procesos moleculares que subyacen a esta capacidad. A pesar de que estamos haciendo una investigación básica, esperamos que nuestros hallazgos conduzcan al desarrollo de nuevas estrategias regenerativas para los humanos".