El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Deportes | deportes@elcorreogallego.es  |   RSS - Deportes RSS

Acabar con dignidad la liga, el último objetivo del Dépor

Ya comenzaron las horadaciones en las columnas de Riazor para los anclajes de la nueva cubierta a instalar en este verano

Obreros horadando en las columnas las zonas de sujección de las nuevas cubiertas
 - FOTO: ALMARA
Obreros horadando en las columnas las zonas de sujección de las nuevas cubiertas - FOTO: ALMARA

ALBERTO MARTÍNEZ A CORUÑA   | 16.05.2018 
A- A+

Mientras la plantilla del Deportivo preparaba sobre el césped de Riazor el último compromiso de la temporada, que se celebrá el domingo al mediodía en Mestalla ante el Valencia, una brigada de obreros horadaba en el exterior los puntos de anclaje de la nueva cubierta. Para la operación se cortó el carril de tráfico más cercano a la grada de tribuna en la calle Manuel Murgía.

Con esta actuación comenzaron los trabajos previos al levantamiento del césped para la introducción de grúas que desmonten la cubierta actual por fases. Unos trabajos que durarán hasta mediados de agosto, según el cronograma actual y que se completarán con un nuevo césped. De esto último dependerá cuando el equipo jugará su primer partido de Liga en su recinto habitual.

En cuanto a finalizar la campaña, la intención es de hacerlo con dignidad. Sin Celso Borges, ya en Costa Rica para preparar el Mundial con su selección, se mantienen las bajas por recuperarse de lesiones de Bóveda y Sidnei, y por molestias de Andone, Carles Gil y Fede Cartabia. Y otra fija es la de Albentosa, que cumplirá sanción por ciclo de amonestaciones. Quien vuelve, tras pasar por esa situación en la anterior jornada, es el central Schär.

En sala de prensa, Adrián López se lamentó de la campaña. "Es una pena que haya sido tarde cuando hemos reaccionado", dijo, y añadió que en el vestuario "se sienten responsables de que se haya consumado el descenso". "Es un tema de todos los que formamos el Deportivo y todos tenemos parte de culpa, nadie puede estar contento del trabajo de este año",manifestó..

Preguntado si es una especie de portavoz de la plantilla, porque mucho jugadores son reaccios a dar explicaciones en la sala de prensa, declaró que "no tengo ningún problema. Como capitán me dicen que tengo que subir a hablar y lo hago con mucho orgullo".

Eso sí, defendió a sus compañeros al afirmar que ayer: "Hemos hecho un grandísimo entrenamiento, todos muy intensos, con un partidillo en que se veía que los dos equipos queríamos ganar y no es fácil en una situación como la que estamos que los entrenamientos sean así". "Habla muy bien de mis compañeros, de la actitud que estamos teniendo; el equipo sigue implicado", aseguró.

Mirando al futuro en el que el atacante depende del Oporto -"Estoy feliz aquí, es donde debuté y más tiempo jugué y me siento como en casa", expresó-, considera que la próxima campaña será "un paso atrás para coger fuerza, para impulsarse". "El Dépor sigue siendo el Dépor, con una grandísima afición, un grandísimo estadio y una grandísima ciudad y al final estará donde corresponde", concluyó.