El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Deportes | deportes@elcorreogallego.es  |   RSS - Deportes RSS

AQUELLOS MARAVILLOSOS AROS 26

Joe Arlauckas y el 'niuyork' de Sinatra

(1995) Anotador compulsivo, llegó a meter 63 puntos en un partido de Euroliga, torneo que ganó en el 95 // Brilló en Málaga, Vitoria y Madrid

Joe Arlauckas
Joe Arlauckas

XABI SANMARTÍN  | 16.04.2018 
A- A+

Joe Arlauckas es más americano que el chicle y más divertido que una despedida de soltero en Lepe... y lo sabes. Lavodrama dijo en un tuit que era de sus "jugadores favoritos" y raudo el americano replicó: "¿Jugador favorito? No me tratabas así en la cancha", recordando que el pivote hispanoafricano (mito en Ferrol) le hizo sudar en la zona más que una sauna finlandesa.

Joseph John Arlauckas, un 2,04 m. hijo de Rochester (New York, EEUU), signo cáncer del 20 de julio de 1965, fue de los mejores ala pívots de la ACB de los años 90, por eso tiene entre sus fans al compañero de este mismo diario Santi Riveiro, entre muchos más.

Tras pasar por la Universidad de Niagara (1986-87), los Kings le eligieron como nº 74 del draft de 1987 pero le cortaron a los pocos meses y entró por Italia en el corazón del baloncesto europeo.

Año y pico en el Snaidero Caserta fue el preludio de su salto al Caja Ronda de 1988/89. Allí, en Málaga, fue parte del clásico equipo de ensueño que ganaba partidos pero ningún título. Eso sí, dabe gusto ver a un quinteto sobrado de clase con Joe al lado de Ricky Brown (pívot NBA con suspensiones de seda), Rafa Vecina (alapívot cojo con técnica made in Badalona) y Fede Ramiro (un Stockton español). Jugaban como una orquesta con un Joe algo contenido por entonces... hasta que llegó a Vitoria.

En el Baskonia de 1990/91 estalló el Arlauckas del show time, el del alegre Niu york, niu york... en boca de un soldado de vuelta a casa cantando beodo a Sinatra, el de mates genuinamente americanos, el del... ¿para qué defender si podemos ganar atacando?

Allá, Ramón Rivas ponía el muro detrás, y él más Pablo Laso inventaban los contrataques más espectaculares que ha visto nuestro basket junto a la época de David Russell y Gil/Azofra en el Estudiantes más torero.

En su día, viajé desde Bilbao a Madrid para animar a Joe y el resto del clan baskonista en un play off ante ese Real Madrid donde tras tres cursos vitorianos Arlauckas acabó jugando, creciendo y ganando los trofeos que se le resistían hasta llegar ahí, destacando la Euroliga de 1995 junto a Sabonis, con Obradovic de entrenador.

Le persiguió fama de vago en defensa y aunque brilló de blanco de 1993 a 1998 (llegó a meter 63 puntos en una noche de Euroliga) acabó en Grecia con eco alicaído hasta que, retirado, Teledeporte le llamó para comentar partidos formando una divertida pareja con Lalo Alzueta, sumando alegría sin dejar de ser un jugón, con la sonrisa por bandera, mascando antes chicle de anécdotas y pasión que sesudo comentario técnico, por eso mismo le queremos... ¡Lets go, baby!