El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

Maite García Presidenta de ACEGA

“La dieta estricta es el único tratamiento para la enfermedad celíaca”

{ Ponferrada} Maite García, enfermera de profesión, cursó sus estudios en Santiago, ciudad en la que desarrolló toda su vida profesional, primero en el ambulatorio Concepción Arenal y después en el centro de salud de Vite hasta su jubilación. Su primer contacto con la enfermedad celíaca fue a principios de los años 80, cuando su hija fue diagnosticada. Desembarcó en el asociacionismo como socia y colaboradora, y es desde hace años la presidenta de ACEGA, la Asociación de Celíacos de Galicia.

OLGA VILAR SANTIAGO  | 17.07.2017 
A- A+

Sabemos que la enfermedad celíaca es una intolerancia permanente al gluten. ¿Qué efectos tiene en el celíaco la intolerancia a esa proteína?
Lo que provoca es un deterioro de las vellosidades intestinales, las atrofia, de manera que los nutrientes no pasan al torrente sanguíneo, lo que puede provocar desnutrición. Tiene una predisposición genética, aunque no es hereditaria. Es la enfermedad crónica intestinal más frecuente.

¿Cuáles son sus síntomas más habituales?
Presenta una sintomatología distinta en niños, adolescentes y adultos. En los niños cursa con diarrea crónica, distensión abdominal, pérdida de peso, freno del crecimiento y anemia, puede afectar al esmalte dentario y también conlleva pobreza muscular. Los adolescentes, por el contrario, son en general asintomáticos. En el caso de los adultos, presenta síntomas asociados a otras enfermedades, abortos por repetición, osteoporosis, dolor abdominal, ansiedad e infertilidad.

De un tiempo a esta parte tenemos la impresión de que hay muchos más casos. ¿Es real esa percepción o es que ahora hay más y mejores mecanismos para el diagnóstico?
Antes se creía que la enfermedad celíaca era una enfermedad infantil. Sin embargo, puede aparecer en cualquier momento de la vida. Sí es cierto que los médicos están ahora mejor informados. En cualquier caso el diagnóstico no es fácil, porque se puede pensar que se trata de un problema digestivo o de colon irritable. Se calcula que un 80 % de los afectados está sin diagnosticar. Estamos ante una dolencia muy joven, ya que se empezó a estudiar a partir de la Segunda Guerra Mundial.

¿Cuál es su prevalencia en la población española?
Tiene una prevalencia del 1 %, similar a la del resto de países europeos a excepción de Irlanda, donde es del 0,5 %.

En caso de que la tengamos y no lo sepamos, no la tratemos, ¿cómo es su evolución?
Pueden aparecer enfermedades inmunológicas como la diabetes, puede afectar al hígado, provocar problemas de tiroides, y un porcentaje alto puede llegar a padecer algún tipo de cáncer.
¿Cómo es el tratamiento?
Seguir una dieta estricta sin gluten es el único tratamiento que tenemos. Debe ser una dieta para toda la vida. Si se hace bien, las vellosidades intestinales se recuperan, antes en los niños que en los adultos. Si no se hace bien, no debemos olvidar que cuando se tiene una segunda vez podemos tener problemas más serios.

Más información en El Correo Gallego (edición papel) y en Orbyt