El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Opinión » La Quinta

EDITORIAL

Mirar para otro lado no es opción

14.01.2018 
A- A+

AGRESIONES SEXUALES Por muy difícil que sea, y en un caso de agresión sexual conviene aclarar que lo es, para solucionar un problema lo primero que tiene que hacer una sociedad es reconocerlo. Dicen las estadísticas que sólo el 20 % de las mujeres que sufren una violación presenta denuncia o, lo que es lo mismo, que ocho de cada diez no lo hace, a menudo por vergüenza, presión social o miedo. La víctima no puede ser víctima dos veces. Y tan importante es que la mujer agredida denuncie como que su entorno la proteja y no la penalice de ninguna manera por hacerlo. De ahí que todo el mundo tenga que estar activado, implicado y sensibilizado a la hora de plantar cara a estos hechos. Hablamos de acciones especialmente crueles, pues no solo dejan secuelas físicas muy importantes, sino que son que son demoledoras desde el punto de vista psicológico. La mujer, sobre todo, pero también la sociedad en su conjunto, ha conseguido que aumenten las denuncias por violencia machista y en el caso de las agresiones sexuales ha de ser el mismo. Países como Suecia, Islandia o Bélgica, donde las cifras muestran que la víctima no se calla, marcan el camino.

Aprendamos y sigámosles. Mirar para otro lado nunca es una opción.